Artista del mes

Raul Olivar

Raul Olivar ‘El flamenco es sentimiento, está por encima de lo comercial’

Raul Olivar presenta su discografía completa Sueños (2001), Reflejo del Alma (2007), Un Rincón para Soñar (2013)  y además como extra 21 (2001-2013) un disco recopilatorio excluisvo en formato digital.

 

‘El flamenco es sentimiento, está por encima de lo comercial’

Raúl Olivar no se desprende de su guitarra flamenca. “Sobre tus cuerdas mi vida entera, sobre mis manos tu libertad”, le canta. Hace veinte años que comenzó el idilio y continúa su formación y la incesante labor creativa que colocan al joven vallisoletano entre los mejores músicos de la Comunidad.

Tras Sueños y Reflejo del alma, prepara su tercer disco instrumental en solitario que verá la luz en septiembre y además cada día pone música en directo a las clases de flamenco en la Escuela de Danza de Castilla y León, en el Centro Cultural Miguel Delibes.

Ha grabado también dos discos con sus grupos de fusión pop/flamenco, La hora del gato (producido por Lichis, de La cabra mecánica) y Calle Jaleo (producido por Tino di Geraldo).

Suele participar en recitales con el cantaor José Salinas, acompaña a bailaoras de la talla de Mayte Bajo y prepara la creación de una banda tributo a los míticos El último de la fila.

Anuncia novedades para su tercer disco en solitario: “No faltarán distintos palos del flamenco y para mí supone mi vuelta a la música instrumental, que no grabo desde 2007. Habrá rumba, tangos, bulerías y un pequeño guiño al folclore. La jota castellana va en tiempo de bulería y haré al final del disco folclore castellano llevado a la guitarra y al sonido flamenco”.

Tiene clara su apuesta, el flamenco ante todo. “Es una de las músicas más ricas y completas. El flamenco, ya sea con la fuerza de la guitarra, con el cantaor o con el baile, es sentimiento, es música de raíz que huye de los tópicos, está por encima de lo comercial. Por muchas fusiones que se hagan siempre estará el flamenco que manda sobre todo lo demás”.

Una música sin fronteras. “Aquí hay mucha cultura de flamenco. Farina, de Salamanca; Vicente Escudero, de Valladolid; la peña de la Siguiriya tiene muchos años de tradición y en Zamora y Salamanca hay importantes festivales. Hay muy buenos aficionados, no tanto profesionales, desgraciadamente”, señala Olivar, que asegura que su afición comenzó con Paco de Lucía y después descubrió el cante.

Ha estudiado con Manolo Sanlúcar, Rafael Riqueni, Óscar Herrero… y ahora lleva cuatro años con Félix Santos y el método Berklee. Nunca se puede llegar a dominar la guitarra. “Nunca se puede saber todo. Ahora con Félix Santos estudio armonía y este profesor musicalmente me ha cambiado la vida. El flamenco no ha tenido un patrón de enseñanza muy bueno, había que buscarse la vida. Ahora ya se está introduciendo en los conservatorios, pero aquí se aprende la teoría, después hay que ir a tablaos, donde está la base del baile y el cante”.

Cristina San José – El Mundo

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.